Radicada en Oaxaca, ciudad que es foco de arte contemporáneo, Mancilla ha logrado posicionar su obra tanto en México, como en otros países.

Tras trabajar, en sus años de estudiante en la UC, con alumnos con necesidades especiales, Yael se ha especializado en enseñar Arte a jóvenes con síndrome de Down y discapacidades físicas.

Yael Mancilla lleva 5 años viviendo en Oaxaca. Decidió migrar a México ante el deseo de hacer un cambio en su vida y dedicarse  totalmente a la pintura, vivir de ella  y proveer con esta a su hija y a la vez, internacionalizar su carrera.