El Arte, una búsqueda, una aventura, la necesidad de recorrer distancias geográficas, intelectuales y espirituales, con el objetivo de consolidar un oficio llamado “pintor”. Es lo que se ha propuesto el artista Marcos Sánchez. Pintor oaxaqueño nacido en Santa Cruz Xoxocotlan, pueblo de rancias tradiciones. Se ha constituido a base de experiencias a su paso en la Escuela de Bellas Artes, talleres de gráfica, labor docente en aula y talleres comunitarios de artes. Su trabajo explora rutas bien definidas, caminos que le dan matices  a su labor creadora, lo alimenta y lo hace evolucionar. 

Su obra incorpora las manifestaciones culturales de los pueblos propios de su estado, país y del mundo. Para Marcos Sánchez, “el lienzo es una mesa de disección y construcción de un nuevo ente”, lo cotidiano es exaltado y sus elementos formales muestran su belleza y cohabitan  por lo general imbuidos en una atmósfera intimista.