“La pintura es un lenguaje visual, así como la música un lenguaje auditivo por lo tanto no hay posibilidad de traducción. El lenguaje oral no puede explicar  el misterio de ninguna de las artes, pues el arte se SIENTE no se ENTIENDE; se puede explicar su historia, su técnica, todas aquellas características formales que se encuentran alrededor de cualquier expresión artística, pero repito es imposible tratar de explicar por medio del lenguaje oral lo que es el arte; es un error tratar de traducir el misterio en unas cuantas líneas escritas.

No estoy de acuerdo en  definir mi pintura como algunos críticos y curadores de arte lo han hecho al decir que pertenece a la belleza de lo terrible. Si algo puedo decir de mi obra es que la intensidad en mi mundo interno (lo subjetivo) tuvo que acoplarse a una forma muy estricta (lo objetivo)  para así poder expresarme sin que esa fuerza se llegase a desbordar. Mi objetivo como artista es: conmover y perdurar. “